lunes, febrero 23, 2009

Perdone, ¿me podría ayudar?

SeñoraMuerte: Perdona, ¿dónde están las Nintendo DS? (preguntando justo frente a un ENORME palé de tres metros de anchura por dos de altura LLENO de Nintendo DS)

CamisetaRoja: Eeeh... (respira, respira,)... justo delante suya.

SeñoraMuerte: Huis, si es un perro...

Dos segundos después...

SeñoraMuerte: ¿Cuánto cuesta?

CamisetaRoja: Ehhh, lo que pone en el cartel (tamaño DIN A-4, encima de las consolas, con el precio en color ROJO, enorme, y en el centro del cartel que reza: Nintendo DS sin juego, varios colores: 150€)

SeñoraMuerte: ¿Y lleva algún juego?

CamisetaRoja: (no vas a golpearla, no vas a golpearla, no vas a...). Eeeh, como puede leer en el cartel, no. No tiene juego. Los juegos los tiene en este pasillo, y se venden a parte.

SeñoraMuerte: Pero yo la quiero con juego, ¿no tienes alguna con juego?

CamisetaRoja: No señora, los juegos se venden a parte, en este pasillo los tiene.

SeñoraMuerte: ¿Y con juego cuanto cuesta?

CamisetaRoja: (hija de puta, vete a pegarte un tiro en la sien y déjame en paz). Señora, la consola va sin juego, si quiere uno, puede elegir el que más le guste a parte.

SeñoraMuerte: ¿Y que precio tienen los juegos?

CamisetaRoja: Cada uno tiene su precio, y lo pone en una etiqueta en cada carátula para que usted, (maldita hija de puta) pueda verlo.

SeñoraMuerte: Quiero el del cerebro.

CamisetaRoja: Se llama Brain Training, es este de aquí (lo recojo y se lo doy)

SeñoraMuerte: ¿Cuánto cuesta?

CamisetaRoja: (mientras se hincha una vena enorme en mi sien) 25€, señalándo el precio con mis dedos prénsiles a 3 centímetros de su cara para que lo vea bien.

SeñoraMuerte: ¿Y si me llevo la consola y este juego, cuando cuesta?

CamisetaRoja: Pues la consola cuesta 150 y el juego cuesta 25 euros, señora.

SeñoraMuerte: Me mira inquisitivamente...

CamisetaRoja: Dios...

SeñoraMuerte: ¿Cómo dice?

CamisetaRoja: 175 euros, señora.

SeñoraMuerte: Bueno, pues me la llevo.

CamisetaRoja: Estupéndo, ¿en qué color la quiere? Me queda en color negro, blanco y rojo.

SeñoraMuerte: Yo la quiero azul.

CamisetaRoja: No, en azul no me quedan, tengo negras, blancas y rojas.

SeñoraMuerte: ¿En azul no tienes?

CamisetaRoja: No, solo negra, blanca y roja.

SeñoraMuerte: ¿Porque no tienes en azul?

CamisetaRoja: (porque antes vinieron unos pigmeos albinos y se comieron todas las consolas azules que existen en la tierra). Pues porque se han vendido todas, seguramente la semana que viene ya las tenga en azul, pero ahora solo tengo negras, blancas, y rojas.

SeñoraMuerte: ¿Y en verde?

CamisetaRoja: (Wuahraaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhh). No señora, TENGO NEGRAS, BLANCAS, Y ROJAS.

SeñoraMuerte. ¿Y en el almacén no tendrás alguna?

CamisetaRoja: (DIOS MIO DAME FUERZAAAAAAAAAAAAAAAAAS). No señora, no suelo dejar mercancía en el almacén donde no se puede vender.

SeñoraMuerte: Bueno, pues entonces me llevo la roja.

CamisetaRoja: Muy bien, pues pase por caja que ahí se la cobran.

SeñoraMuerte: ¿Seguro que no te quedan azules?

En este momento me dió un ataque y estuve horas con convulsiones nerviosas y escupiendo espuma por la boca.


P.D. Totalmente verídico.

3 comentarios:

ElRobel dijo...

Si es que a quien se le ocurre no tenerla en azul; seguro que te quedaba alguna en el almacen; jeje

Paciencia cariño, paciencia

hannamary dijo...

o.O ¡Qué heavy! Ten mucha paciencia; don de gentes ya tienes pero la paciencia cuanta más la ejercites, mejor.

Un besín para los dos. Quiero decir... Un par para cada uno :P <3

Lucksaw dijo...

Le hubieras gritado:

Callate vieja.... putaaa!