viernes, noviembre 18, 2005

Plan de Vuelo: Desaparecida

Pues el otro día me fuí al Kinépolis a ver ésta película. Un tráiler prometedor, un buen cine, una grata compañía, una actriz como la copa de un pino, un cigarrito antes de meterse en la sala y tirando.

Hay que dejar claro que para entrar a ver éste título, antes de pasar a la sala, debemos realizarnos una pequeña operación quirúrjica en plan urgencias. No os preocupéis porque apenas se necesita anestesia y la operación la cubre la seguridad social, y todos los cines tiénen un médico para tales casos. La operación consiste en extraeros el chip de la credibilidad de la mente. Ésto está bien, porque así podréis pasaros por el forro de los cuyons (o lo que tengáis ahí dentro), y disfrutar de la tensión de la película sin cuestionar tantas y tantas cosas absurdas que tiéne. Pero éso es lo bueno del cine, oiga.



Entremos en el argumentillo de la peli, por si soys de marte y ahí no os han puesto el trailer veinte veces: La Jodi (vaya nombrecito), después de la muerte de su marido en Alemania, decide volver a su país de origen (americanilandia), eligiendo un avión que ella ayudó a construir. Así, llevándo el cadáver de su marido y a su hija en brazos, se montarán en el avión. Pero ahora viene to el lío. En medio del vuelo, la hija desaparece misteriosamente. Y aquí empieza la verdadera trama de la peli. ¿De verdad iba con una niña en el avión o está loca? ¿Está la niña ahí dentro o sólo en su imaginación? ¿Si me pican los huevos significa que tengo ladillas? Quién sabe niños, tendréis que ir a ver la peli si queréis la respuesta a éstos enigmas.

Como he dicho antes, la peli tiéne situaciones muy tensas, rodadas genialmente, con unos actores estupendos todos, hasta el último secundario es cojonudo. Peeeero, tiéne unos agujerazos en el guión tan grandes como el ojete de Boris. No os los puedo desvelar porque os jodería la película, pero ahí están (por éso lo de quitárse el chip). Además, para mi gusto, la película se desinfla en el tramo final. Un desenlaze que no me ha gustado nada, con lo bien que iba la primera parte de la película.

En fin, en resumen: un principio prometedor, un nudo genial, un desenlaze desafortunado, unos actores impresionantes (sobre todo la GENIAL protagonista), y veinte gramos menos en el cerebro.

2 comentarios:

Manolo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu crítica de la película. Muy entretenida de ver, pero con algunos fallos garrafales en el guion. Me apunto lo del chip de credibilidad para la próxima vez que vaya al cine ;-) ¡Un saludo!

Zarzaparrilla dijo...

Alegrome de que estemos deacuerdo en la crítica. A ver si saco un hueco y hago alguna reseña de la última del Jarrypoteriano.