lunes, enero 23, 2006

En Móstoles también Nieva

Estoy pasando unos días muy extraños. Por mi cabeza pasan multitud de pensamientos, tan rápido como el aleteo de un colibrí, tan rápido que no me da tiempo ni a captar un pensamiento completo, sólo retazos, como un cuadro nunca terminado. Cuando consigo interceptar uno y centrarme en él, le doy tántas vueltas que acaba por perder el sentido. Me dan repentinos intentos de hacer cosas, de coger el teléfono y hacer una llamada, mandar un mensaje... pero he aprendido que actuar por catársis no es buena idea, aunque sigo haciéndolo una y otra vez. Éste blog, ésta página o lo que quiera que sea, puede servir para contar a "alguien", lo que te pasa, tus ideas, expresarte libremente. Pero detrás de ésta pantalla hay un candado, unas esposas que te impiden ser libre en tu propio espacio. ¿Quién lee éstas líneas? ¿De verdad soy libre de poner todo lo que quiero aquí? Yo creo que no. Me gustaría decir unas cuántas cosas, pero por el temor de quién lo va a leer no puedo. ¿Debería crear otra página, anónima completamente, dónde decir todas éstas cosas? Puede que sea una buena idea, pero entonces, cosas que quiero que la gente lea no lo va a hacer. Es como la cara y la cruz. ¿Hacer las dos cosas a la vez? Quién sabe.

Creo que estoy empezando a desvariar, asique de momento os dejo con una foto que he encontrado en un rincón oscuro de mi disco duro, de un lejano día de otono en la que al mirar por la ventana me econtré con el color blanco.

2 comentarios:

Echro dijo...

juer pos si haces otro blog avisa que me tienes enganchado... por cierto que estafa, este año no ha nevado! por lo menos por donde yo vivo... jo yo quiero ver la nieve de nuevo y que no sea en una fiesta xDD

Zarzaparrilla dijo...

Es que no sé ni cuando cohones saqué esa foto... debe tener 2 años al menos... que cosas encuentra uno en el disco duro...