martes, julio 19, 2005

Sucésos automovilísticos

Como desde que voy por las mañanas a clases de recuperación y entre semana suelo salir por Villa u otros sitios, suelo coger el coche todos los dias varias veces, lo que sin duda alguna ha desencadenado una serie de catastróficos acontecimientos de diversa índole que me dispongo a relatar:

JESÚS GIL SE REMUEVE EN SU TUMA Y ME CASTIGA:

Cuando vino Naoki a mi casa a pasar un finde (ya lo comenté en un post pasado), tuve que ir a llevarle a coger su autobús camino a Salamanca. Pues bien, nunca había entrado en Madrid, y lo cierto es que da muuuucho miedo. Dios cuantos carriles, cuantos coches, etc. Pero no importó porque soy un hombre de pelo en pecho y con un par de testículos, asíque, con dos cojones, me metí en la morralla madrileña. Todo fué bien (pese a las horribles obras de la M-30).
El caso es que cuando ya me voy a pirar a casa, estoy aquí to relajado en un semáforo infinito (estaba en rojo), cambiando la canción del mp3, y... PLACA! Hostión por detrás. Aparcamos en el lateral de la calzada y sale un tío friki, horriblemente feo y gritándome que yo tenía la culpa del accidente. Como instantáneamente se me debió poner la cara de Samara el tío rectificó y se puso todo amable. Total, que el tío me contó que era primo del puto Gil y tal. Yo creo que el pive iba borracho o algo el cabrón. Por lo menos no le importó decir que la que conducía era mi hermana (por lo del seguro y tal).

Resultado: Dolores de cabeza con mi familia, con los papeleos, golpe trasero que jodio todo el culo del coche, y dos semanas sin mi cochecito por los arreglos en el taller.

GOLPES NOCTURNOS:
Pues últimamente los hijos de puta de mi barrio me han hecho un par de favores. Aún el coche estando aparcado en casi mi misma ventana, en dos meses me han abollado la puerta del conductor, y me han roto un faro y un piloto. Hijos de puta.

RESULTADO: Odio absoluto a todo lo que me rodea (al menos los 10 mintuos posteriores al ver el coche).

RALLIES MOSTOLEÑOS:
Tres veces van ya, que niñatos patéticos con música del Radikal (hace falta deciros como los llamo?), se han puesto al lado mía en un semáforo y me han retado a carreras. Bien diciéndomelo directamente, o bien haciendo el "run run" con el acelerador y mirándome fijamente con las gafas de sol (a las 2 de la mañana, seguro que cuando son las 3 de la tarde llevan cascos anti-radiación, porque si no, no entiendo).

RESULTADO: Reirme un rato con las payasadas y viendo como se frustran cuando paso de sus caras como de la mierda.

SUCÉSOS EN EL PARKING DEL CINE:
Pues sí amigos, si. También a las dos y pico de la mañana, cuando salgo de trabajar, me han pasado algunas cosillas interesantes. La más significativa fue que, estando ya en el coche, poniendo la radio y tal, noto como llaman a la ventana. Era una chavalita de unos 15 años que me pregunta: ¿Puedo abrir?. Le digo "NO", y salgo fuera. La pregunto que quiere y la niña (había dos chavalas y un crío con ellas detrás) me pregunta como se va a fuenla. La digo que no tengo ni zorra y me pregunta que si les llevo. Me río a carcajadas y la contesto: "Si tuvieras un par de añitos más y estuvieras tu sola a lo mejor me lo pensaba". Me meto en el coche y me piro. Jajaja, nisiquiera me quedé a ver la cara que ponían, pero me sentí como en un momento "Tarantino" jajaja.

Resultado: Cojonudo.

AUTOESCUELAS MÓSTOLES:
No sé si es sólo en mi ciudad o en el resto de España. Pero joder, a la gente Bronxtoleña no se donde cojones les dan el carné de conducir (en el mismo sitio que a mi, supongo), porque vaya tela la gentecilla a la hora de coger el coche. Pasan de los cedas, se saltan casi todos los semáforos en rojo, te insultan aún sin llevar razón... Ejemplitos:
-Conduciendo hacia el Centro Comercial donde trabajo, justo antes de pillar el desvío a la derecha, hay otro desvío más pequeño que va a parar a un restaurante. Pues bien, siempre, repito, SIEMPRE que voy hacía allí, el que va deltante se va hacia el restaurante pensando que es la entrada, y claro, como ven que no, les suda los cojones que haya una línea continua y que tu estés pasando por tu lado... PLACA, se vuelven a meter de repente y sin mirar. De hecho el domingo pasado me sucedió. Pero como veía que se metía tanto (pensé que iba al restaurante de verdad), pues aceleré para seguir mi camino. Pero no, jeje, la piva (era piva) se metió cual simbioente en la calzada, haciéndome dar el frenazo de mi vida, y viendo mi vida pasar por delante de mis ojos (sobre todo viendo que el de atrás me comía el culo). Total, que nos quedamos parados y todo. Mira, cuando ví que la tía zorra encima me estaba insultando, no se que pasó por mi mente pero salí del coche cual Hulk, y te juro que si la piva no se hubiera asustado (menuda cara puso de terror jajajaj) y se hubiera largado, la mataba.

Resultado: Mosqueo monumental y resumen de mi vida pasándo por delante de mi retina.

Bueno hay más cosas que contar pero como que paso, no me apetece. Mi coche siempre será un lugar especial. Tanto por sus defectos (no hay aire acondicionado ni calefacción, no funciona la ventanilla del copiloto, etc), me ha hecho pasar grandes momentos. Yo creo que es porque no soy nada pijo con mi coche, se puede follar, fumar, hacerse porros, comer... todo! Jeje. Puede que no sea el coche más limpio del mundo, pero sí el más divertido. O al menos eso es lo que yo creo.

Hasta mañana cabrones!
P.D. Os dejo con la futura foto de mi coche (estoy seguro que tarde o temprano acabará así):

4 comentarios:

Anónimo dijo...

a ver si lo actualizas mas a menudo k esto ya te estas pasando un post cada semana por dios.

Zarzaparrilla dijo...

Por Dios un comentario! GRACIAS AL CIELO!!! Aunque sea una crítica (que tendré en cuenta, por supuesto). Es que desanima un poquillo ver que no dejan comentarios y cada vez me cuesta más. Pero lo haré pequeño saltamontes, lo haré.

Chanfle dijo...

Me he reido muxo con lo de los makinetos que se te pican en los semaforos, malditos bastardos. Pero lo mejor no es ignorarlos: lo mejor era cuando los dejaba tirados con mi mierda tartana abollada kadett que corria que se las pelaba, jeje. Desde que tengo un coxe civilizado no puedo picarme, vivo resentido, con odio a la humanidad y con ganas de matar humanos.

Zarzaparrilla dijo...

xD, mi coche tb es un Kadett, pero sigo pensando que es mejor pasar de su cara, ¡se mosquean mazo!