lunes, febrero 20, 2006

El autobús 521

¿Alguna vez habéis tenido la sensación de no tener planes más allá de un corto periodo de tiempo? Como dicen en una canción de Amaral... "Como Nicolas Cage en Living Las Vegas, no tengo planes más allá de esta cena".

Ayer una conversación me hizo pensar en muchas cosas. No es que lo ignorara, pero la sensación de "no tener nada" se hizo por momentos mucho más intensa. El viaje en autobús, el silencio que reinaba, sólo cortado por el sonido insistente y constante del motor, o el pequeño respingo apenas audible de las puertas abriéndo y cerrándo para permitir la entrada de la gente. Parece mentira pero le debo mucho al transporte público. Posiblemente los trayectos Móstoles-Príncipe pío han sido los momentos de mayor lucided mental que he tenido en toda mi vida. Son como el antes y después de una noche intensa o un día muy largo. Siempre vuelvo a sus brazos. Siempre acabo sentado en el mismo asiento de mi autobús 521, llueva o haga frío. Es como un amigo más en los fines de semana... a veces llega tarde, o está muy ocupado con tanta gente... pero siempre acaba por llevarte a casa a salvo.

El caso es que ayer me dió por pensar en los planes de futuro y en saber... que no lo tengo. Está desdibujado... tanto que pienso que no son más que retazos escritos por alguien que no soy yo. Pienso en... yo que sé, por ejemplo Agosto. Muchos de vosotros sabréis perfectamente dónde estaréis, que haréis en Agosto. Yo no tengo ni idea. No sé que habrá sido del curso escolar, no sé con quién estaré, donde trabajaré si es que tengo trabajo. Es posible que algo de éso tenga parte de emocionante, no lo discuto. Pero a veces me gustaría tener una línea fija la cual seguir, aunque pudiendo dejarla de lado cuando me apeteciera, saber que la tengo ahí. También me dió por pensar en mis padres. Son como una colchoneta... casi cualquier problema que tengo es absorvido por ellos. Me explico. Tenga trabajo, estudios, pareja o lo que sea, siempre podré volver a mi casa, cenar caliente, dormir en mi habitación. Pero... nadie vive por siempre... ¿y luego?

En fin podría seguir durante muchas más líneas pero creo que ya os hacéis una idea de la rayada mental que tuve ayer. Aunque advierto que tanto ayer como hoy, no eran pensamientos demasiado lúgubres, incluso optimistas. Es decir, son, claro que sí, cosas muy serias pero me las tomé de una manera un tanto anecdótica. No hay que darle mayor importancia.

7 comentarios:

Echro dijo...

jajajajaj pues tío si viviese en mi mente ya te volverías loco del todo, yo no hago planes para mas de una semana y milagro si los hago! en agosto puede que este muerto o sea multimillonario, aprovecha el momento AHORA por que AHORA será cuando se acabe el momento ;-)

suils dijo...

leyendo este post me doy cuenta del inconformismo humano, mientras unos se quejan de la vida que llevan tan lineal y rutinaria, que nunca les pasa nada extraordinario,y con planes ya hechos con meses de antelacion, otros se quejan por que su vida esta llena de altibajos, nunca saben lo que ocurrira de aqui a unos meses y desean cierta linea que les guie o estabilidad.
Una cosa es cierta y una norma a seguir seria la de no darle mas importancia de la que tiene,dejarse de quejar uno y tomarlo como algo anecdotico.HE DICHO.

L. Jackson dijo...

Amoavé que no me ha quedao claro. Primero te pones trascendentalillo y lúcido para luego decir que lo que has dicho es algo pequeño y sin importancia. Se me aclare usted, hombre!!
Panderetilla, la vida es así y hay que vivirla como viene. Los planes y la esperanza de futuro se hace y deshace con facilidad. lo que importa es ser feliz y quedarnos con lo que importa (el autobús, los padres, un amigo).
Un besote y sigue escribiendo!

Zarzaparrilla dijo...

Alaaaaa, Señor L., que yo pensaba que había usted abandonado los dulces y pecaminosos caminos del ciberespacio, con sus amoríos. Que te dure mucho coño! y a mi también!

L. Jackson dijo...

Yo también espero que me dure mucho el coño... que de tanto desgaste... (madre, qué barbaridades escribo a la hora de la siesta). Pero como ya sabes mi querido pandereta, vuelvo a ser trabajador, y por lo tanto vuelvo a ser un ser conectado. Me pasaré por aquí tan a menudo como pueda...

Zarzaparrilla dijo...

De puta madre tío. Además estoy preparando algo cojonudo... ésta misma noche o mañana pongo un post al respecto... jeje.

Anónimo dijo...

Veo que sigues bien, y eso me alegra. No te preocupes por esos planes de futuro; bien sabes tu que la vida es una caja de sorpresas y ya puedes planificar al milimetro cualkier actividad que igualmente se te puede ir al garete. Simplemente... CARPE DIEM.