sábado, abril 29, 2006

Puente de Mayo

Después de los dos primeros días en el curro en los que no puedo decir demasiado, porque la verdad es que hemos hecho poco (entre semana no viene ni el Tito), y aunque he descubierto que una de las encargadas es Satanás en persona, no hay mucho que contar. A

El jueves después de currar me fuí a tomar algo con los dos pendejos, y la verdad es que entre unas cosas y otras... jajaja, que noche más rara. Ya para rematar los extraños sucesos y encuentros sociales por los bares de ambiente madrileños, cuando me volvía con Quique a casa en el coche, pasó... bueno para no repetirme voy a cortar y pegar el texto que ha puesto él en su blog (uno que es vago y pasa de repetir cosas ya escritas):


28 abril


Control nocturno

Lo que más me gusta de Madrid es su seguridad. Me siento ¿seguro? en Madrid porque mientras pasan los Audi TT por plena cuesta San Vicente a bastante velocidad tienen parados a 2 pringados registrándolos hasta por dentro de las orejas unos municipales que no tenían otra cosa mejor que hacer que "un control rutinario". Uno de esos dos pringados era yo, el otro Juanjo.

Pues si, cuando veníamos de tomar un algo por la noche, después de una noche un poco surrealista, pusieron la guinda al día: bajábamos Gran Vía cuando al girar para coger la Cuesta de S. Vicente vemos a lo lejos un control. Le pregunté a Juanjo que si tenía los papeles del coche y el carnet porque nos paraban seguro. Y efectivamente, nos pararon tras pasar unos badenes móviles para reducir la velocidad.





Primero pensé que iba a ser control en plan alcoholemia pero no, pidieron la documentación a Juanjo y luego me la pidieron a mi mientras otro me decía que saliera para que me diera el aire y le enseñara mis cositas. Asi que me hicieron poner todo lo que llevaba encima del maletero, vaciarme todo bolsillo viviente y luego pues vino lo mejor: el cacheo. Sólo les faltó que pusiera las manos contra el coche. Pues si, un bonito y morboso cacheo de todo, todos los bolsillos, incluidos los de detrás, piernas incluidas y bueno, como a mi me dan un morbo que te pasas los policías no me importó, el único problema era que el poli podía estar mejor aunque tampoco era feo del todo, digamos que nivel medio.

Tras comprobar que todo estaba bien, los papeles del coche y que nosotros estábamos limpios pues nos dijeron que ya nos podíamos ir, que ya habíamos hecho suficiente el toli, nos sentamos, me pongo el cinturón y Juanjo soltó "No te han dicho nada cuando atracaste el banco? y el municipal que me cacheó me tuvo que coger gustillo porque nos dijo que no, que volviéramos a salir, que ahora tocaba cachear al coche. Registró enterito el coche, debajo de las alfombrillas, dentro del volante, debajo de los asientos, la bolsa de comida de Juanjo, la bandeja arriba de la guantera y llega el culmen del surrealismo... revisa la guantera donde encuentra... ta chan ta chan.... UNA CABEZA DE AJO!!! si señores y señoras, encontraron una cabeza de ajo con su papel Albal y todo, lo cual el poli preguntó que qué hacía esa cabeza de ajo y que si era para espantar vampiros. Hay que tenere en cuenta que el tráfico de ajo está altamente penado por las leyes de Madrid y del Estado, menos mal que el poli fue comprensible y entendió la uitlidad de nuestra querida cabeza de ajo en la guantera. A todo esto pasó el Audi TT pues a una velocidad nada considerable pero ellos no eran sospechosos para los municipales, debían de ser de un barrio bueno, no como nosotros que somos de Aluche y de Móstoles, pero a Juanjo no le pasó desapercibido el Audi y le dijo al otro minucipal que ese tenía pinta de tener droga y este nos dijo que nos fuéramos 2 años a la academia y que luego podríamos hacer controles por la noche (para detectar la lacra de nuestra sociedad, el contrabando y consumo clandestino de ajos), pero como la noche está para otras cosas Juanjo le dijo que por la noche no, que él por la mañana. Lo que no sé si habrá esa opción de controles mañaneros.

Tras reirnos un buen rato por lo del ajo, por las conversaciones con los municipales y registrar todo lo registrable (excepto el maletero que ni le tocaron) nos dijeron que ya nos podíamos ir, que estaba todo bien. Faltó una cosa, que nos preguntaran que qué éramos Juanjo y yo (amigos, primos...) y hubiéramos contestado que amantes furtivos.

Con la sonrisa de haber pasado el control, de hacernos "amigos de los polis", del cacheo, del ajo y de no pedir los papeles CITES a la araña Consuelo (la pobre no tiene papeles y está de ilegal en el país) les dijimos adios amablemente y nos fuímos riéndonos de nuevo.

Este control me ha gustado más que el anterior que tuve en la Plaza España, primero porque los polis estaban muuuucho mejor que los otros (que eran unos críos con la plaquita recién sacada de la academia) y porque no me dijeron que tenía cara porrero (que me hizo daño en mi corazoncito). Ahora a esperar a ver cuándo es el próximo y a poder ser con algún poli que esté más bueno.


Bueno hasta aquí es el texto de Quique. Poca cosa más que añadir... Ayer estuvimos viendo una peli (Harry Petas), al final se unió David... y poco más. Todos nos vamos a un lao de puente. Uno a Córdoba, otro a Bilbao, y un servidor a Toledo a pasar unos días. ya os contaré que tal, malandrines.

Hasta la vuelta!!!!

7 comentarios:

Quique dijo...

Porque has puesto que era mi texto jejeeee si no te pedía derechos de autor y te llevaría los tribunales jejejeee y saldríamos en el tomate y contaría todos tus trapos sucios... jejeeee cómo se me va la pinza jeejejeeee

Anónimo dijo...

Me parto.
Buenisimo lo del ajo...
Solo me keda saber para qué coños lleva este tio un ajo envuelto en aluminio en la wantera....

Zarzaparrilla dijo...

Tu calla, perro; que cito la fuente y el autor, asique "asín" es completamente "legal". Te joes y te aguantas... Punto en boca, ¡hombre ya!

P.D. Sabes que en el fondo te aprecio y todo.

Quique dijo...

Prepárate para la demanda jejeeee además de por plagio te voy a denunciar por calumnias y por atentar contra mi persona jejeeee te voy a machacar en los tribunales y en el tomate también ejejeeeee y voy a contar todo todo y todo... tiembla... jejeeeeee

megadick dijo...

a mi me paro un hijo puta de verde obsesionao con que tenia que tener droga por algun lado ¡¡hora y media!! parao en mi cochino Seat Ibiza del 92 mientras a mi lado pasaban Audis maqueados con cristales tintados, Hyundays coupes, Meganes Coupes,... (coches de bakalas que tenían que ser pequeños mercaillos de droga). Se ve el boina verde tenía obsesión con mi Ibiza del 92. Vivir para ver.
P.D.- No encontro droga nos la tomemos antes.

Zarzaparrilla dijo...

Jajajaja, igual que el tío del otro día, que me pregunta si llevaba alguna sustancia estupefaciente y le digo: "Hoy no", jajaja.

quique dijo...

hay que tener en cuenta que son muy tontos todos... pobres