lunes, abril 18, 2005

Sucésos Nocturnos

El viernes, tras el turno de trabajo, decidí irme con un chaval del curro a tomar algo y a fumarnos un petilla por ahi. El caso es que como era mazo de tarde no había nada abierto, asique la única opción era entrar en el primer bar que viéramos y pillar unos minis. Así hicimos. Nos metimos en un bar, y en que hora lo hicimos. Todo lleno de gente MUY rara (no sabría muy bien decir porque). Es como si nos hubieramos metido de lleno en algo que estaba pasando, y todos estaban tensos esperando que nos fuéramos. TODO MUYYY RARO. Mal rollo. Después de irnos (y reirnos del asunto), nos largamos en el coche a un descampado donde los instis de Móstoles pa fumarnos el porro y hablar un rato. Estuvimos una hora y media más o menos con la radio puesta, riéndonos de TODO, y la verdad, el chaval (Patxi un saludo!), que no conocía hasta entonces, es muy majete. ¡A ver si quedamos más a menudo chaval!. Pues ná, cuando nos entra el sueño, ya nos vamos a ir (le tenía que llevar a casa, porque vive en la otra punta de la ciudad (no se puede ir andando, poqrue hay aútovía entre medias). Voy a arrancar el coche... y no se arranca. La batería se ha gastado.

Én ése momento se me para el corazón. ¡¡Dios!!, estamos en medio de la nada, al lado de un picadero municipal, a oscuras, en un descampado!. Joder, que mal rollo. Después de unos segundos de histeria colectiva, decidimos empujar el coche hasta la carretera más cercana. Después de sufrir la ira de un Dios, conseguimos a duras penas llegar a un sitio, donde al menos el suelo era firme. Intentamos arrancarlo empujándolo, pero no hubo manera. Total, que intentamos parar a los (casi nulos) coches que pasaban. Pero claro, evidentemente eran más de las cuatro de la mañana, al lado de un picadero, de noche... yo no pararía.

Decidií llamar a la grúa (que triste), y mientras el seguro localizaba una, de repende una pareja se para delante nuestro (un poco lejos), y sale la chica a vestirse bien (estaba recién follada la muy puta). Total que me decidó a pedirles ayuda para poner las pinzas. Me dice Patxi -"Ve corriendo que se van". Joder, ¡como iba a ir corriendo si parecía ya, llendo andando que les iba a atracar o algo!. La tía me ve y se viste mazo de rápido y se mete en el coche. Jajaja, me sentí como un Jack el destripador vulgar, y empecé a correr (la verdad es que no se muy bien porqué, quería asustarla o algo). El caso es en en ésos momentos realmente creí que la humanidad aún existía.

Una vez hubo contacto visual entre la recién follada y mis ojos, todo cambió. Decidieron ayudarme al instante. Total, que pusimos las pinzas, arranqué el coche y llevé a mi compañero a casa y me fuí a la mía (dos horas más tarde de lo que pensaba).

Resultado: Al día siguiente no me pude levantar para estudiar.


Después de ésta madrugada tan "rara", he pasado un finde más o menos normal. Algo jodido por la serie "A dos metros bajo tierra", a la que estoy enganchado cual yonki a la heroína. Estoy jodido porque estoy en la cuatra temporada y ha pasado algo MUY fuerte (no lo cuento por si alguien la está viendo), y lo siento como si me hubiera pasado a mi. Pocas veces había llorado tanto viendo una película-serie. En serio, lo pasé fatal.

Una foto de la pareja y su hija (a quien les ha pasado la desgracia):

2 comentarios:

JuZ dijo...

xD Lo que no te pase a ti jajaja

Q conste que yo tampoco habría parado si te veo en un sitio como el que describes (si no te conociese claro)

Tanto oirte hablar de la serie esa al final voy a tener q bajar algún capi jeje.

Zarzaparrilla dijo...

Si quieres te llevo algún dvd. Si es que no me pides jodio. Tu píde por ésa boquita tuya.

P.D. Puto Mariooooooooo.