miércoles, septiembre 19, 2012

Día 7: Día de Cascadas, Tongariro Nacional Park, Wanganui

Esta mañana hemos madrugado para seguir nuestra aventura, hoy tocaba ir rumbo al Tongariro Nacional Park. Es el parque nacional, más conocido de la Isla norte. En el se encuentra la montaña más alta de la isla norte, el Ruapehu y “junto” a ella, otras dos, que sin llegar tan arriba son más famosas que ella. El monte Tongariro que da nombre al parque, y es un volcán todavía en activo, y el monte Ngauruhoe; que aunque no os suene le habéis visto en el cine. Pues es el monte del destino, donde Frodo tenía que destruir el anillo. Menos mal que nosotros vamos sobre ruedas; por que es una caminata buena!!

Después de desayunar hemos partido hacia el sur, dejando atrás el lago Taupo, y a los pocos kilómetros hemos hecho una parada para despedirnos. Las carreteras de Nueva Zelanda estaán repletas de miradores, claro está que no paramos en todos, pero seguro que en la gran mayoria merece la pena, detenerse a echar un vistazo, tanto los paisajes, como los rincones de este pais, te dejan con la boca abierta.
En esa foto se ve el lago desde el sur, hasta que alcanza la vista en la zona norte, que es desde donde hicimos la foto de ayer, vaya pedazo de lago, parecía el mar!


En el parque del Tongariro se puede realizar la caminata “Tongariro Apine Crossing”. Es la más famosa del país, y una de las 10 mejores del mundo. Dicen que hacerla es toda una experiencia. Son unas 7 u 8 horas, por los tres montes, bastante cerca de la cima, en donde hay varios lagos, cráteres, y unas vistas magnificas… pero la vamos a dejar para la próxima vez que vengamos :P
Hemos bajado con la caravana por la parte oeste de las montañas y las vistas y el paisaje es impresionante, como casi todo el tiempo que llevamos aquí hemos tenido mucha suerte y aunque hacia fresco hemos tenido muy buen día. Hasta la mayoría de las nueves se han retirado para que pudiéramos hacer fotos de las cumbres. Tras dejar atrás los dos primeros montes, hemos subido por una carretera que lleva hacia una estación de Ski en el monte Ruapehu. Por el camino hemos parado para ver esto:

 

Son las Tawhai falls, a unos 10 minutos andando de la carretera, por un camino muy agradable, muy fácil de llegar y muy bonitas.
Siguiendo hacia la cima de la montaña cuando ya estábamos casi al final hemos decidido parar, por que como no íbamos a ir a esquiar y las vistas desde el mirador en el que estábamos eran mejores que las de más arriba, hemos parado. Nos hemos tirado un par de bolas de nieve, y tras sacar unas fotos hemos seguido nuestro camino.


Nuestro siguiente alto en el camino estaba al otro lado de la montaña; rodeándola por el sur, hemos llegado al pueblo de Ohakune, y de allí, después de preguntar en el centro de información, hemos cogido el rumbo correcto. Tras un rato por una carretera demasiado estrecha para ir cómodamente con nuestro bicho, hemos llegado al inicio del Waitonga Falls Track.  Una caminata de una hora y media (Aunque hemos tardado un rato más, hemos ido tranquilamente, sacando fotos a todo, hemos parado a comer unos sándwiches, nos hemos cruzado con un lepprechaund, y hemos visto un ciervo muerto). Todo eso para llegar a las cascadas Waitonga, las segundas del día. Un paseo no muy largo pero con muchas subidas y bajadas, y escalones de 40cm, todo esto paseando por un bosque. En España normalmente si vas a un encinar, hay encinas, en un pinar pinos, en un olmar, olmos. Aquí todos los árboles están mezclados, diferentes tipos, rodeados, de plantas, y helechos y todo cubierto de musgo. Que queda muy bonito, pero no me acabo de acostumbrar a ver a las ovejas pastando alrededor de una palmera.
A mitad del camino llegas a una cumbre y el bosque se acaba, un terreno más árido en el que vas sobre una pasarela, por que el suelo esta lleno de charquitos y plantas.



Aquí se puede ver la otra cara de la montaña.
Después de bajar por un trozo de bosque se empieza a escuchar el agua y se incrementan las ganas para llegar a verlas. Y una bajada más y allí están!!!

 
Después de echar unas fotos y descansar un poquillo, como Juanjo no me ha dejado intentar cruzar al otro lado para acercarme más, nos hemos vuelto, el tiempo estaba más nublado y aquí el sol pica mucho, pero cuando se esconde hace fresquete.
Tras llegar de nuevo a la caravana, nos hemos puesto en marcha hacia el sur, y como a Wellington no íbamos a llegar, tanto por la hora, como por que es una burrada de km. Hemos hecho noche en una ciudad que se llama Wanganui. Que la verdad, aunque la de información de esta mañana y el hombre del camping me la han vendido muy bien y me han dicho que es muy bonita creo que no la vamos a pisar, más que para pasar la noche. Hemos llegado al camping y hemos ido a la playa, a cinco minutos antes de que anocheciera, pero ni la playa, ni la puesta de sol eran para tanto. Así que a dormir, que a las 6 suena el despertador!

2 comentarios:

Ana Márquez dijo...

Q preciosidad todo!!!!

Amalia dijo...

De mayor quiero ser como vosotros... Pero sin tanto pelo!